”ESP_LANGUAGUE”
”ENG_LANGUAGUE”

Introducción

La provincia de Guadalajara no tiene nada que envidiar a otras provincias de España. En ella podemos encontrar maravillas de la naturaleza que poca gente conoce. La parte este es bastante desconocida para la mayoría de los españoles y alberga unos de los mejores tesoros en cuanto a parajes senderistas se refiere. En el siguiente mapa presento el índice general de rutas senderistas que voy a explicar en mi website donde podréis encontrar información veraz de cómo superar estos desafíos. Las hay de todos los niveles y están marcadas en diferentes colores dependiendo de la dificultad entrañada.

En el cuadro anterior cuentas con información referida a la ruta descrita.

Descripción

Partimos de Ocentejo, un pueblo pequeño donde suele haber sitio para aparcar. Veremos una caseta de información. Una vez comenzada la ruta se podrá observar a mano derecha las paredes de las montañas que bordean el rio que en otoño y primavera suele ir con mucha fuerza su agua. Las formaciones rocosas debido a la erosión hace miles de años dejan formas y siluetas muy curiosas. Hay una variedad de árboles alrededor del rio y vegetación frondosa que puede dejar fotos muy bonitas.

Cuando hayamos traspasado 15 kilómetros llegaremos a una casa antigua en ruinas, ese será el punto final del recorrido. Si nos adentramos podremos ver como se acumulan las aguas y unos buenos espacios donde comer y disfrutar del agua en verano.

Debido a la localización del paraje a pesar de que el agua puede parecer fría no hay viento ya que las formaciones rocosas hacen que el agua este calmada. La ruta puede hacerse todo el año si bien en pleno verano hará mucho calor, por lo que la estación perfecta para hacerla de abril a junio o a partir de septiembre.
Hay un lugar donde es muy apto para hacer actividades acuáticas como nadar y hacer saltos más o menos a 9 km del comienzo de la ruta.