”ESP_LANGUAGUE” ”ENG_LANGUAGUE”


Contexto actual

Tras un año de rodeos, las acciones de Abengoa parecen estar en un letargo. El pasado verano la cotización estuvo en punto muerto. En el que se estuvo intentado alejar a los minoristas de la cotización para luego hacer recompras en la parte baja.

Tras el verano Abengoa empezaría a buscar un socio con el que poder compartir el peso de la deuda y que pueda intentar ayudar en la búsqueda de nuevos proyectos. Lo ofrecido por la compañía no fue lo suficientemente atractivo ya que ningún grupo mostró el mínimo interés. Para lo cual Abengoa contrataría al banco de inversión Lazard.

Desde entonces Abengoa ha sido muy opaca en mostrar cualquier información y a cotización ha estado oscilando entorno al céntimo. Esto es debido posiblemente porque todavía tiene bastantes cosas pendientes, como laudos que ganar y multas que pagar. La multa más perjudicial podría venir de la Unión Europea por alterar los precios del etanol. También esta pendiente de varios laudos. El más importante contra el Estado Español a causa del recorte de las subvenciones a las renovables. Esta demanda tiene ya más de 5 años si bien todas las demandas se están resolviendo este año y casi todas han sido favorables a los demandantes. Abengoa vendió el año pasado el litigio a un fondo asegurándose unos 75 millones aunque el juicio fuera desfavorable y una cantidad del 25% sobre beneficio del mismo viendo que podía demorarse más de un año. Sin embargo, al continuar el gobierno anterior y viendo que es muy proclive a aumentar partidas a las energías renovables ha vuelto a tomar el control. El gobierno podría haber llegado a un acuerdo para que el dinero reclamado descienda pero que sea favorable para los intereses de la compañía. El dinero solicitado que puede alcanzar los 1500 millones de euros podría cambiar totalmente la cotización de la compañía que apenas superaba los 350 millones de euros. Pudiéndose multiplicar en caso de ganar la mitad unos 600 millones en 2 o 3 veces la cotización.

En cuanto a la deuda lo más importante es que ha cerrado un acuerdo con sus acreedores tanto en México como en Brasil y toda la deuda asociada al mismo podría desaparecer este año, pudiendo estar en unos 2500 millones de euros.
A continuación muestro la deuda de la compañía que apenas ha cambiado tras la restructuración del año pasado esperando que presenten el total actual en los resultados anuales de 2019 que llevan retrasados ya respecto a fecha más de un mes.



Deuda en Abengoa




###20192018Obervaciones
Deuda corporativa Financiera
New Money 1368668Parte de los 1266 M de Feb 2017 (5% 2 años)
New Money 2262267Parte de los 1266 M de Feb 2017 (5% 2 años)
Old Money27141556Dinero anterior al acuerdo de 2017, con plazo 2022-2023 y intereses bajos
Prestamo7777Corto plazo, reservada
Deuda Mexico217213Corto plazo
Sobredeuda1516Deuda generada hace poco y a pagar prontamente
Garantía8578Corto plazo
Derivados2122Corto plazo
Otra deuda corporativa64956975% corto plazo - 25% largo plazo
Total deuda financiera44073558
Proyecto Financiero320111Largo plazo
Deuda de compañías para la venta9291129Corto plazo
Total deuda financiera56564698

En la parte de contratos andaríamos con algunos nuevos contratos, si bien el año pasado se ganó gran carga de trabajo con lo que tampoco puede absorber tantos contratos este año.

Destaca la nueva desaladora, y los contratos en Sudamérica en la que tras la finalización de Cerro Dominador este año se esta convirtiendo en un referente en todo el campo entorno a mundo sostenible

abengoa_proyectos

Recientemente ha ganado nuevos trabajos en cuanto a líneas eléctricas en Brasil, lo que le lleva a volver a operar en el país tras la venta de todas las líneas que tenía sin terminar debido a la quiebra de la filial en ese país.

Así pues las cosas, Abengoa ha mejorado este año con respecto el anterior, principalmente por el fin de los procesos de acreedores y por tener los laudos mucho más favorables (habiendo ganado el año pasado dos de ellos por valor cercano a los 100 millones de euros). Debido a todos estos componentes la cotización de Abengoa esta muy a la deriva, habiendo un gran margen de mejora pero también de riesgo de quedarse sin liquidez de nuevo.

De hecho actualmente tras la crisis del COVID negocia con los acreedores bonistas el poder ganar un pequeño préstamo de unos 50 millones para poder negociar nuevos futuros proyectos. Y es que Abengoa como el resto de las compañías ha tenido que realizar un ERTE para evitar pérdidas de unos 100 millones de euros que son primordiales para la viabilidad de la empresa.

Análisis Técnico

EL análisis técnico en la cotización carece de sentido ya que apenas hace movimientos consistentes. El volumen negociado en euros ha disminuido mucho desde el primer semestre de 2019. Se mueve con muy poco volumen ya que ningún gran inversor tiene el más mínimo interés por ella. Ahora mismo esta intentando como todas las empresas recuperar la cotización que tenía antes del COVID19 que estaba en torno al céntimo.

Debido a que nadie en el consejo directivo tiene participación directa en la empresa y que la empresa actualmente es de los acreedores (varios bancos), la cotización de la misma refleja unicamente el poco interés en el valor. Lo que más interés tiene es de si los acreedores van a cobrar su parte. Estos ya han realizado una inversión el pasado año para finalizar A3T y estarían a punto este año de cerrar esa desinversión. Si bien tras el COVID todo ha quedado en el aire ya que cualquier inversión por un grande se va a mirar con lupa.

Debido a la gran gama de empresas con problemas y que están bastante infravaloradas Abengoa ahora tendrá menos protagonismo y podría haber otras empresas que puedan rebajar bastante sus activos. Eso junto empresas que están por debajo de su valor en libros cotizando en bolsa hace posponerse el horizonte de remontada de la compañía en la cotización. No teniendo ningún sentido hacer un análisis técnico.